¿cómo es la cabra malagueña?

Morfológicamente son cabras con una capa uniforme de color rubio, con variaciones que van desde el rubio claro o albahío al rubio oscuro o retinto, predominando el pelo corto aunque se pueden encontrar animales con pelos más largos formando raspil y calzón, especialmente en las zonas de sierra.

Tienen una cabeza triangular con orejas largas pero siempre horizontales y un perfil que varía del subconvexo  al recto. Pueden presentar tupé, perilla y cuernos que normalmente son de forma espirílea en los machos aunque en las hembras aparecen también en forma de arco.


El cuello es plano y largo, con una amplia inserción en un tronco desarrollado con una línea dorsolumbar recta y una grupa tendente a la horizontalidad.  Las extremidades son planas pero fuertes y bien aplomadas.


Es un animal de proporciones sublongilíneas y eumétrico, con unos pesos que van desde los 45 a los 60 Kg. en las hembras y de 60 a 75 Kg. en los machos. Su alzada a la cruz varía entre los 55 y 70 cm. en las hembras y los  65 y 78 en los machos.

Las ubres en forma abolsada o globosa, presentan amplias inserciones y pezones medianos, bien diferenciados y situados en la base, con una ligera inclinación hacia delante.